La pesca con mosca: una pasión por derecho propio

Todo pescador ha soñado alguna vez con convertirse en un experto pescador con mosca. Ser capaz de sacar varios metros de sedal y hacer malabarismos con la mosca es tan bello y poético que dan ganas de hacerlo. Es probablemente la técnica de pesca que está más en armonía con la naturaleza, porque se esfuerza tanto por imitarla.

Filtrar por

Marca
(sin filtro)

40 productos

Ordenar por:
Nuevos productos
Caja Rapala Tubo de basura 9cm
Caja Rapala Tubo de basura 9cm

Caja Rapala Tubo de basura 9cm

No disponible por el momento

Precio normal 8,29 € Precio 7,46 €
Ver el producto
  • -10%

Para ello, necesita algunas nociones técnicas y el equipo adecuado. Esta práctica requiere un equipamiento específico. Éste puede variar en función de la técnica que utilices. No utilizarás el mismo equipo para pescar en seco que para maniobrar una ninfa. También dependerá de la fuerza del río que estés pescando.

Uno de los aspectos más importantes es la elección del sedal. Su número y perfil te permitirán adaptarte a las condiciones que encuentres. Los pescadores de mar no utilizarán el mismo equipo para su streamer que los aficionados a la trucha en un pequeño arroyo. Los carretes que elija también dependerán de su elección, al igual que el montaje.

Una vez que se haya decidido, sólo le queda aprender la técnica en su propio patio trasero, y luego salir a las aguas bravas cuando llegue la temporada. Los consejos de algunos pescadores a mosca siempre serán bienvenidos, tanto para el gesto adecuado como para descubrir la vida acuática y el medio subacuático. Ya sólo queda escudriñar la superficie del agua en busca de su primer gamo.

Las diferentes técnicas de pesca a mosca

La pesca con mosca seca es sin duda la técnica más conocida por los verdaderos aficionados. También es una de las más divertidas de practicar. Le permite vigilar en todo momento su imitación de insecto dejándola flotar sobre la superficie del agua de la forma más natural posible. Requiere mucha observación. Tendrás que ser capaz de lanzar en el lugar adecuado y con una mosca acorde con el menú del momento.

Otra técnica de pesca con mosca es la pesca ahogada, que permite ofrecer una imitación de una pequeña criatura. A las truchas les encantan los invertebrados, que son una fuente importante de alimento. También en este caso hay que ser observador. Observar el terreno y el entorno y recoger guijarros son hábitos esenciales para una jornada exitosa.

La ninfa es la tercera gran técnica de pesca a mosca. Ofrece una técnica más cercana al fondo. Imita a un invertebrado que se desplaza por el fondo en la corriente. Suele ser muy eficaz cuando se ha aprendido a dominar la deriva.

Existen otras técnicas como la pesca con streamer o derivados de las anteriores. Si te interesa la pesca con señuelos, consulta nuestro artículo sobre los mejores señuelos blandos.

Elegir una caña de pescar a mosca

La elección de la caña demosca dependerá directamente de la técnica que desee utilizar una vez en el agua. Hay una serie de conceptos y detalles técnicos que debe tener en cuenta si quiere formar parte de la familia de la pesca con mosca.

La acción de la caña puede ser muy diferente. Tendrá que elegir la que mejor se adapte a su estilo de pesca. La técnica de la mosca seca es bastante versátil en cuanto a acción. Pero acechar truchas ahogadas puede ser muy difícil con una acción demasiado rápida. Optar por una acción progresiva garantizará muchas menos roturas y un enganche más eficaz.

La longitud también juega un papel importante. El tamaño del blank puede variar mucho en función del perfil del río y de la técnica. Para la pesca ahogada, los modelos deben ser generalmente lo bastante largos para permitir un buen control de la deriva. En cambio, las cañas cortas son cada vez más habituales para la pesca con mosca seca.

La pesca con mosca de mar y la pesca de depredadores como el lucio siguen requiriendo especificaciones muy diferentes. Las longitudes pueden superar los 3 metros sin ningún problema y podrán soportar líneas de más de 10.

Un carrete de mosca para todo tipo de pesca

El carrete de mosca suele ser un depósito de seda. Puede contener varias decenas de metros de su línea. Existen 3 tipos principales de carretes de mosca. Existen modelos automáticos, semiautomáticos y manuales.

Deberá elegir entre las características de estos productos para asegurarse de que se adaptan perfectamente a su técnica y al diámetro de su sedal. La capacidad del hilo es un factor esencial. La mayoría de las veces, podrá basarse en una indicación de tamaño en los modelos para hacer su elección.

El peso también es un aspecto esencial. A menudo pesados, estos carretes deben equilibrar su combo y, sobre todo, no pesar demasiado en el brazo y el hombro. Elegir un producto ligero le garantizará una comodidad que no siempre es fácil de conseguir.

Por último, el freno también es esencial. Debe ser a la vez potente para poder reaccionar ante los grandes depredadores y al mismo tiempo muy fluido para mantener el placer con los sujetos más pequeños.

Una variedad infinita de moscas

Las moscas están diseñadas para imitar insectos, invertebrados o pequeños animales. Puede contar con una enorme gama de mos cas, tanto en modelos como en colores. Pero si construye la suya propia, el único límite es su imaginación.

Tendrá que elegir el número de su anzuelo en función de la especie que busque. Para las moscas más grandes, también puedes recurrir a un montaje tipo tubo. Esto no sólo protegerá su mosca, sino que también le permitirá atarla como desee.

Lo más importante a la hora de elegir una mosca es observar la vida, la temporada y, a veces, los consejos de personas experimentadas. Será necesario tener una caja bien surtida para intentar ofrecer un modelo que se parezca a los que vuelan durante su sesión.